miércoles, 24 de octubre de 2012

Pastilla roja, pastilla azul






- Te explicaré por qué estás aquí. Estás porque sabes algo. Aunque lo que sabes no lo puedes explicar, pero lo percibes. Ha sido así durante toda tu vida. Algo no funciona en el mundo. No sabes lo que es, pero ahí está, como una astilla clavada en tu mente, y te está enloqueciendo. Esa sensación te ha traído hasta mí. ¿Sabes de lo que te estoy hablando?

+ ¿De Matrix?

- ¿Te gustaría realmente saber lo que es? Matrix nos rodea, está por todas partes. Incluso ahora, en esta misma habitación. Puedes verla si miras por la ventana o al encender la televisión. Puedes sentirla, cuando vas a trabajar, cuando vas a la iglesia, cuando pagas tus impuestos. Es el mundo que ha sido puesto ante tus ojos para ocultarte la verdad.

+ ¿Qué verdad?

- Que eres un esclavo, Neo. Igual que los demás, naciste en cautiverio. Naciste en una prisión que no puedes ni saborear ni oler ni tocar, una prisión para tu mente. Por desgracia no se puede explicar lo que es Matrix, has de verla con tus propios ojos.
Esta es tu última oportunidad, después, ya no podrás echarte atrás. Si tomas la pastilla azul, fin de la historia. Despertarás en tu cama y creerás lo que quieras creerte. Si tomas la roja, te quedarás en el País de las Maravillas y yo te enseñaré hasta dónde llega la madriguera de conejos. Recuerda lo único que te ofrezco es la verdad, nada más.



"Hoy mismo hago testificar contra vosotros a los cielos y a la tierra, de que os he puesto delante la vida y la muerte, la bendición y la maldición. Escoge pues la vida, para que vivas tú y tu descendencia."
Deuteronomio 30:19


2 comentarios:

Dani Fuentes dijo...

Que gran verdad, como todo el sistema nos quiere engañar, con algo tan simple como es la evolución, una cosa que requiere mas fe aun que creer en Dios.

Si todo el mundo "eligiera la pastilla roja" y dejara de ser engañado vería como el mundo que le envuelve no a sido causa de casualidades y desastres, sino que a sido diseñado por un Dios que te quiere y quiere que compartas la eternidad con El

Miguel Ángel Pozo Plumed dijo...

Ciertísimo, Dani. Pero lo peor de todo es que el tema de la Evolución es solamente uno de los muchos engaños que creemos a pies juntillas de todos los que nos meten. Es una pena pero absolutamente nadie está a salvo de esta realidad. Y es a diario que tenemos que escoger qué pastilla tomar.

Un saludo cuñao! ;)

Entradas populares