lunes, 4 de abril de 2011

Políticos preparados

Estamos en crisis, y esto significa que es mucho más difícil encontrar un buen trabajo. Hoy en día, tener una buena preparación curricular es básico para conseguir un trabajo, por lo menos, medio decente.

Pero esto no es así para todo el mundo, hoy quiero presentar un caso muy curioso, el caso de aquellos que, teóricamente, deberían ser los más preparados de toda España, y sin embargo, no se les exige absolutamente nada para poder desempeñar sus trabajos, cobrar lo que cobran, tener sus escoltas, sus coches oficiales y sus pensiones vitalicias cuando abandonan sus puestos. Estoy hablando de nuestros ministros y nuestro presidente del gobierno.

A poco que hayáis estado buscando trabajo en los últimos, digamos, 20 años, habréis comprobado que es un requisito prácticamente imprescindible para encontrar algo bueno el hecho de hablar inglés de una forma fluida, y a poder ser acreditado por la escuela oficial de idiomas o la Universidad de Oxford. Pues bien, la persona que más debería hablar inglés de todo este país, aquel que se reúne con los máximos dirigentes mundiales y es la cara visible de toda la nación, precisamente ese, no lo habla. Este que vive en un palacio, que cobra 7442€ mensuales, sin tener que pagar luz o agua, por supuesto, este que cuando salga el próximo año de la Moncloa podrá no volver a hacer nada en su vida porque le mantendremos con una pensión vitalicia y escolta de por vida, precisamente, como decía antes, el que más razones tiene para aprender inglés y poder comunicarse de una manera eficaz con todos los “peces gordos” de todo el mundo, no puede hablar en inglés.

Bien es verdad que Zapatero tiene una titulación superior, es licenciado en Derecho. Eso no se le puede negar. El problema viene cuando le comparamos a otros líderes de países. El señor Obama estudió Derecho en Harvard y se  graduó en la Universidad de Columbia en la prestigiosa escuela de Derecho Harvard Law School. Lo hizo con un expediente brillante, magna cum laude. Posteriormente estudió en la Universidad de Columbia Ciencias Políticas y se especializó en Relaciones Internacionales. En cuanto a Silvio Berlusconi, tras estudiar en un colegio salesiano se licenció en Derecho en la Universidad de Milán y se graduó cum laude con una tesis sobre la publicidad. Angela Merkel, la canciller alemana, es doctora en física por la universidad berlinesa y catedrática de Química Teórica y Física en la Universidad de Humboldt en Berlín. Zapatero tiene una titulación superior, pero a poco que nos ponemos a compararle con otros máximos dirigentes de otras potencias mundiales, realmente sale bastante mal parado.

En cuanto a otros ministros, es cierto que tenemos grandes expedientes en cuanto a preparación, así es el caso de Alfredo Pérez Rubalcaba, que es doctor en Ciencias Químicas por la complutense de Madrid o Elena Salgado, licenciada en Ciencias Económicas y en Ingeniería Industrial. Ella fue la única mujer de su curso en la década de los 60.

Pero, por ejemplo, tenemos casos como el de José Blanco, Ministro de Fomento y Vicesecretario del PSOE. Él comenzó la carrera de Derecho (la preferida por la mayoría de los actuales ministros) pero no la terminó por su temprana afiliación política que ocupaba todo su tiempo y sus esfuerzos. El caso de Leire Pajín es también muy inquietante. Bien es verdad que es licenciada en Sociología. Pero, a partir de ahí, no ha trabajado en su vida. Ha sido una profesional de la política.

Otro de los casos de dirigentes que no tienen la preparación adecuada para ejercer su labor adecuadamente, es el de José Montilla, el presidente de la Generalitat de Cataluña. Él comenzó sus estudios superiores en dos ocasiones, Economía y Derecho, pero no terminó ninguna.

La verdad es que resulta bastante preocupante que sea el ofrecer favores políticos y el ascenso interno dentro de los partidos políticos, aquellos que dábamos la peor nota de todas las instituciones, recordémoslo, lo que prime sobre la experiencia o la preparación, incluso sobre la opinión de los electores, gracias a la dictadura del PPSOE. Es preocupante que para la elección de los que nos van a dirigir prime la fidelidad sobre la competencia. Tenemos unos políticos cada vez menos preparados, atrás quedan los Cánovas del Castillo y los Manueles Azaña, muy atrás.

Personalmente pienso que tenemos demasiados políticos y demasiado poco preparados para llevarnos a buen puerto. José Luis Sanchís, consultor político y de comunicación, tiene más de 30 años de experiencia y ha participado en un centenar de campañas electorales. Para Sanchís uno de los principales motivos que hay tras la falta de formación es el sueldo: “El salario del político debería ser equivalente al que se paga en otros trabajos que precisan formación específica. Es la única forma de que la gente preparada pudiera dedicarse a la política. Ahora mismo, el número de políticos es muy alto, tenemos un Congreso con 350 señores. Es excesivo. Sería mejor menos políticos, más cualificados y mejor pagados”.

Otro de los problemas de los partidos es que “ponen en las listas a quienes tienen a mano. En un colectivo siempre hay alguien para ir de número uno y número dos, pero es muy difícil encontrar al ocho, al nueve, al diez… Además, en los partidos priman conceptos diferentes, se prima la fidelidad por encima del mérito. Ya no es el gobierno de los mejores sino el gobierno de los más fieles o de los más necesitados de un puesto de trabajo. Se cae todo el proyecto, no se busca calidad sino rellenar un espacio y la gente que rellena espacios no es la más preparada”.

Así nos va...

4 comentarios:

Alfonso dijo...

Estoy de acuerdo, como en muchas otras ocasiones, pero podias haber enfocado el tema de una forma mas objetiva. Solo hablas del PSOE cuando en el PP es exactamente igual. Esta claro que para poder llevar un país y sobre todo con la crisis que tenemos en este momento, las personas que nos gobiernan deberían estar bien formadas.

Pozo dijo...

Claro, claro. Sobre los dirigentes del PP no he dicho nada porque actualmente no están en el poder, eso está claro. Estoy seguro que cuando vuelvan a dirigir, que volverán, va a pasar lo mismo de lo mismo, de eso no tengo ninguna duda.

El problema de todo esto es que no hay ningún requisito para entrar a formar parte al consejo de ministros o para ser diputado o consejero o lo que sea. En este caso el problema estaría en los requisitos necesarios para ocupar estos puestos, no necesariamente en los partidos políticos. Por mucho que les podamos reprochar un mal actuar moral, lo cierto es que legalmente no están cometiendo ningún delito.

Tristán dijo...

Estoy de acuerdo con los comentarios. Desde luego, el mal del que hablas, amigo, es común a todos los partidos políticos.

En el panorama español no existe un líder fuerte, carismático y.... sobre todo, coherente. Por ello, el panorama es malo: se va Zapatero, sí, pero créeme que las opciones disponibles (en lo que a partidos mayoritarios se refiere) no es para nada mejor... Miedo me da pensar en la pregunta ¿cuándo saldremos de la crisis?, porque no veo a nadie capacitado para hacerlo...

Gracias por la interesante reflexión.

WWW.INFOCONTINENTAL.COM dijo...

WWW.INFOCONTINENTAL.COM

Creo que si la gente se decide a leer blogs como este puede que la sociedad vaya cambiando poco a poco. Es la esperanza que tenemos todos los autores a la hora de escribir un articulo.

Por cierto, buen post!

Entradas populares