jueves, 19 de mayo de 2011

#spanishrevolution

Foto del ABC, estoy en el centro de la foto
Muy buenas a tod@s y bienvenidos de nuevo a mi humilde pajarería. Como ayer prometí, quiero seguir hablando del fenómeno que se ha dado por llamar, y así se conoce en todo el mundo por #spanishrevolution.

El caso es que, como decía ayer, desde que el pasado domingo 15 de mayo, finalizara la manifestación convocada en varias ciudades de España a favor de una democracia real, algo enorme está pasando. Que la magnitud de todas estas movilizaciones es algo que nadie preveía es algo que todo el mundo sabe, a pesar de todos los intentos de la inmensa mayoría de la casta política de desprestigiar, tergiversar y buscar manos negras.

Llevo un par de días acudiendo a la #acampadasol y tratando de sacar el máximo de información en el epicentro de todo este terremoto que sacude nuestro país. Como ayer anunciaba, lo que yo he visto es una movilización fresca, sana, pacífica y positiva, eso es lo que yo veo desde el mismo lugar. Todo lo demás son ganas de rizar el rizo e intentos de que quien tiene siga teniendo, y procedo a intentar responder a algunas de las principales críticas que están surgiendo alrededor de todo esto.

Se acusa de ser una manifestación de “cuatro antisistemas” que, como suelen hacer, aprovechan cualquier ocasión para “montarla”. Pues bien, creo que las imágenes de ayer o el lunes que habréis podido ver en los medios de comunicación lo dejan muy claro. El lunes cuando yo llegué, a eso de las 9 y media de la noche, me costó mucho acceder a la Puerta del Sol, estimo que unas cuatro mil personas estaban manifestándose, como indiqué, de una manera pacífica y sana. Ayer, a pesar de (o más bien debería decir gracias a) la prohibición por parte de la Comisión Electoral de la Comunidad de Madrid, cuando accedí a la plaza a eso de las 7 menos cuarto de la tarde, ya había mucha más gente que el día anterior. A las 8 de la tarde, no solamente la plaza estaba abarrotada, también todas las calles que acceden a ella eran hervideros de gente. Yo no soy bueno en números y mucho menos contando miles de personas, pero es fácil que hubiera el doble de personas que el día anterior, casi 100 veces la cantidad de personas que fueron desalojadas el domingo por la noche por la policía. Creo que eso deja de lado la hipótesis de los “cuatro”, pero en cuanto al tema de los “antisistemas”, os puedo decir, con todo el convencimiento, que, a pesar de que, obviamente, estaba la típica gente que acude a las manifestaciones, aquellos llamados “antisistema”, había de todo tipo de jóvenes, había personas mayores, había familias, había gente con chándales, había gente de traje y corbata. Personas de todo tipo y condición estaban allí reunidos.

Se acusa de que la manifestación fue orquestada por el PSOE para “romper la baraja”. Se alude incluso al fatídico atentado del 11-M para decir que cada vez que la izquierda tiene miedo de perder unas elecciones, se recurre a “maniobras tenebrosas” para lograr un golpe de efecto. Pues bien, yo no soy precisamente de izquierdas y allí estaba, pero el caso es que, como decía al principio, nadie se esperaba esta acogida, absolutamente nadie. Que una semana antes de unas elecciones se organice una manifestación en varias ciudades españolas y que esta manifestación tenga más o menos acogida es una maniobra que podría ser orquestada por un partido político o por un grupo de personas para dar un golpe de efecto. Incluso que un grupo decida acampar enfrente de una base de poder del PP, puede ser interpretado con cierta justicia como un acto hostil hacia este partido político. Pero tenemos que recordar que el grupo que acampó el primer día en la Puerta del Sol no era tan numeroso. Eso puede ser una maniobra oscura de la izquierda, puede ser algo orquestado por los masones, o por quien sea. De ahí a que, sin ninguna publicidad en los medios (hasta que esto no ha sido realmente grande, apenas se ha nombrado en ningún medio de comunicación mediático) y de una manera completamente espontánea se formen acampadas en todas las grandes ciudades que están teniendo que ser orquestadas y movidas sobre la marcha, que se creen las peticiones para que las autoridades acepten las acampadas mientras se van necesitando, que todos los medios internacionales estén interesados y manden corresponsales a #acampadasol, que se estén haciendo movilizaciones similares frente a muchas de las embajadas españolas por todo el mundo como son las que hay en Londres, Estambul, Viena, París, Nueva York, Lisboa o Roma, eso no lo orquesta un grupo político, eso no lo hacen los masones. Eso lo hace un pueblo que lleva indignándose e indignado durante mucho tiempo. Es posible que los que han propuesto todo esto hayan puesto su granito de arena, y es posible que trataran de dar un golpe de efecto a las elecciones, no lo sé. Pero lo cierto es que han dado en el clavo, han tocado el resorte exacto para que toda una nación salte y salga a la calle. Una curiosidad que tengo la obligación de contar porque me ha llamado mucho la atención es que, en contra de lo que muchos quieren afirmar, en esta manifestación he visto más consignas en contra del PSOE que contra el PP. De hecho, todo lo que he visto contra el PP esta acompañado del PSOE diciendo que son exactamente lo mismo, cosa que llevo sospechando durante mucho tiempo.

Acusan de que ¿porqué en este momento?. A lo que yo respondo, ¿porqué no?. Tenemos casi 5 millones de parados, tenemos una población juvenil que no es que no tenga ganas de trabajar, es que no tiene trabajo, ni opciones, ni esperanzas de un futuro mejor. Tenemos las peores perspectivas posibles, estamos cansados de que nos mientan, de que nos usen en estadísticas para probar que éste o el otro lo está haciendo mal solamente para salir ellos ganando. Estamos realmente cansados de ver que nuestro futuro, nuestras opiniones no se tienen en cuenta, de comprobar cómo aquello que nos vendieron como la libertad, como democracia, se basa en la obligación de ratificar unas listas de personas que unos pocos elaboran, de espaldas a la población y para favorecer a los mismos. Estamos hartos de ver cómo las campañas que hacen los partidos se convierten en patios de preescolar en que cada uno se dedica a insultar a los demás y su razonamiento se podría resumir en el infantil “¡pues anda que tú!”. Respecto a si los cientos de miles de personas que han salido a la calle por todo el mundo precisamente ahora tienen intención de variar la intención del voto de la gente, yo digo: ¡claro que sí!. Digo que sí como la mayoría de los que hemos participado en estas protestas. Queremos que la gente piense antes de votar, queremos invitar a un voto responsable en contra del “voto zombie” al que estamos acostumbrados.

Otra de las cosas con las que quieren atacar es que esta movilización no tiene fundamentos, que no se sabe qué piden. En este tema me gustaría aclarar que quién organizó la manifestación del 15M es un grupo que se llama “Democracia real ya” y lo que piden es que los políticos nos representen, un cambio en la ley electoral para que se vote a las personas en lugar de a los partidos y que cada voto cuente lo mismo y no como hasta ahora que valen más los votos que se concentran en provincias, cosa que perjudica a los partidos nacionales que no sean los dos grandes. Otra cosa es la movilización que vino después y que salió de aquello. Esta movilización es un proyecto vivo, en crecimiento, formándose. No puedes pedir que miles de ciudadanos indignados salgan a la calle de una forma espontánea y que ya entre todos tengan unas ideas concretas y propuestas en común respecto a lo que pretenden conseguir. Por eso precisamente cada día hay asambleas para organizarse y ponerse de acuerdo respecto a lo que se quiere lograr, a las peticiones que se quieren proponer a la ciudadanía y a las autoridades. Os aseguro que en cuanto estén completadas estas peticiones, os las haré saber para que juzguéis vosotros mismos si estáis de acuerdo con ellas o no.

Otra de las razones que dan aquellos que se oponen a este clamor popular es que incumple la ley. Por un lado dicen que es una escusa para hacer botellón en la calle sin que nadie diga nada. Entre ayer y el lunes, he visto a varios miles de personas en la Puerta del Sol, mentiría si dijera que no he visto a nadie bebiendo cerveza, pero sí que os puedo asegurar que entre todos no superaban la decena de personas que bebían de su lata de Mahou. De hecho, desde la megafonía se hacía especial hincapié en que no se bebiera, en que diéramos ejemplo en todo para que no tuvieran ninguna razón para descalificarnos ni para atacarnos. Por otro lado, en cuanto a la concentración de ayer por la noche, la JE de Madrid no permitió esta manifestación porque (y cito textualmente) “...la petición del voto responsable a que hace referencia puede afectar a... la libertad de derecho de los ciudadanos en el ejercicio al voto”. Puede ser que sea porque yo estoy completamente ciego ante la gran verdad, pero que una invitación al voto responsable afecte al ejercicio al voto es algo bueno. Es bueno que la gente ejerza el voto responsable, así es como debería ser. Porque eso quiere decir que si no se hace así, se votaría por votar, sin pensar, sin plantearse nada. Y eso es precisamente lo que nos ha llevado a esta situación. Un ejercicio de autoexamen de conciencia ciudadana es positivo, pensar en nuestro futuro no solamente es sano, sino loable. Por otra parte, en casi todas las ciudades españolas, las comisiones electorales han dado luz verde a las protestas, lo que quiere decir que, cuanto menos, las razones de la de Madrid no son tan absolutas como quieren hacer creer. Y, yo no sé lo que opinaréis, pero yo no voy a cumplir una ley que considere injusta, y mucho menos cuando va en contra de la gente.

Uno de los gritos que más se llevan escuchando durante este tiempo es “¡Que no nos representan!”, pues bien, amigos, el caso es que, así es como yo lo veo. Frustrado, contemplo como los grandes partidos en mi ciudad presentan a los candidatos que, probablemente los grandes quieren, pero que la sociedad no desea. Nos vemos en la obligación de votar al menos malo, y cada vez más gente como yo, pensamos que nos están tomando el pelo, que esto no puede seguir siendo así. Que ya está bien de jugar con los ciudadanos, que cuando las reglas del juego no favorecen a la mayoría, sencillamente hay que cambiarlas.

Y de esto está tomando nota el resto de la comunidad internacional. Todo el mundo mira con lupa lo que ocurre en las acampadas pacíficas de toda España, de todo el mundo. El germen de la revolución pacífica está llegando a los países cercanos, y ya he oído hablar de la #portugueserevolution, de la #italianrevolution o incluso de la #europeanrevolution. Ya se compara lo que ocurre en España con lo que ocurrió en Egipto y en Islandia. Está claro que cuando no se tienen razones para atacar por la razón se recurre a descalificaciones, cuando no se puede con el fin, se critican los medios. La sociedad española está cansada de la situación actual, no es viable que la cosa esté como está y nada cambie. Está claro que hemos fallado en algo muy grande. Y cuando algo sale mal, lo que se debe hacer es reconocer los errores y enmendarlos, de eso se trata #spanishrevolution. Todo lo que se quiera agregar es pura especulación, lo siento por aquellos que pierdan los privilegios que, por otra parte, nunca deberían haber tenido.

Ya otras veces lo he mencionado, pero como se dijo en la película de “V de Vendetta”: “El pueblo no debería temer a sus gobernantes, los gobernantes deberían temer al pueblo.”

8 comentarios:

Dal Wehawax dijo...

Estimado Tío Poe, lo que está sucediendo es el reflejo de que los pueblos ya no podemos más. Nos sentimos pisoteados por cuatro vividores que con promesas de ciencia ficción dejan finiquitada su existencia a costa de la nuestra. Está en marcha un golpe de los poderes públicos contra los pueblos. La amargura se generaliza entre la gente de toda condición social cuyas pequeñas vidas se están volviendo insoportables. Si te das cuenta hay dinero de sobra para los lujos y los enseñoreamientos delirantes de las clases dirigentes pero nunca hay dinero para las necesidades básicas de las personas.Bravo por esta manifestación pacifica de los indignados entre los que yo también me encuentro. ¡Viva la gente! ¡Viva la palabra y la indignación! Un abrazo para Tío Poe por alli yo sí me siento representado por vosotros.

Pozo dijo...

Muchas gracias Dal! La verdad es que está siendo algo muy ilusionador y pienso que merece la pena, que conseguiremos hacer algo grande y que podremos crear algo un poquito más justo. Esa es mi esperanza.

Fertxu dijo...

Muchas gracias por la información Pozo, desde aquí vamos siguiendo el evento a través de los medios de "comunicación". La verdad es que me encantaría poder estar allí en persona y formar parte de lo que sin duda será parte de nuestra historia.
Un abrazo!!!

Pozo dijo...

sé que sois muchos los que os gustaría estar aquí y no podéis. Me siento afortunado de poder ir y de poder defender lo nuestro por vosotros también, y también de poder contároslo para que sepáis lo que veo, lo que siento. Sabed que también voy por vosotros y que, si esto sigue adelante, que lo hará, tendréis oportunidad de escribir con vuestras manos en esta página de nuestra historia. Un abrazo!

PAMPERO dijo...

¡Soñamos, luego existimos!
¡Adelante con los faroles!

Pozo dijo...

Faroles?

Javier dijo...

Hola Pozo! muy bueno el artículo y gracias por contarnos de primera mano y de forma cercana y conocida lo que allí está sucediendo. Como dice Fertxu estamos pendientes de lo que ocurre en todas partes a través de los "medios de comunicación" (Tiene narices que anoche el único que cubría la noticia era Intereconomía)
Sientete muy orgulloso de poder decir, allí estuve yo.
Saludos!

Pozo dijo...

Creeme que lo digo con todo el orgullo!

Entradas populares