lunes, 30 de mayo de 2011

Sin noticias de Carlomagno

Desde que era pequeño me han entusiasmado las civilizaciones antiguas. Supongo que much@s de vosotr@s compartiréis mi gusto por los babilonios, los persas, los egipcios, los griegos, los israelitas, los hititas o los romanos. El comienzo de nuestra civilización, los albores de lo que somos hoy, unas culturas mucho más avanzadas y enigmáticas de lo que nos atrevemos a soñar. Hay descubrimientos arqueológicos que nos hacen pensar en invenciones impresionantes, tecnologías que creíamos de ciencia ficción, vemos las pirámides y no podemos por menos que preguntarnos cómo llegaron a hacer aquello, tenemos restos de baterías eléctricas en Babilonia, podemos pensar sin desvariar mucho en bombillas que iluminaban los oscuros templos del Nilo hace miles de años, restos mortales de vivientes que murieron varios milenios antes del nacimiento de Cristo con heridas tan bien curadas que podemos plantearnos si aquellos hombres eran tan rudimentarios como pensábamos. Una grandeza en las ciencias, en las letras, en la arquitectura, en las artes plásticas, en la cultura o en la economía que nos sobrecoge viéndola como la vemos de lejos.

Pero el caso es que esto cesó, la arqueología se apagó, las artes, las letras, la economía. O al menos cesaron las noticias que tenemos de ellas. Y este es el tema del que me gustaría hablar hoy.

“La hipótesis del tiempo fantasma” es una teoría ideada por Heribert Illig en 1996 que dice que los datos que tenemos de la Edad Media más temprana (614-911) nunca ocurrieron, sencillamente son falsos, nunca sucedieron. Esto incluye a los personajes que creemos que vivieron en este periodo, como Carlomagno. La mayoría de los historiadores no dan crédito a esta hipótesis. El argumento de Illig se basa en la dendrocronología (datación en base a los anillos de los troncos de los árboles) que, según él, evidencia una falta de registro arqueológico para ese periodo. La pregunta que se hace Heribert es: ¿porqué quedan registros arqueológicos de los egipcios, los griegos o de los romanos y, de repente, la humanidad se olvida de escribir, de esculpir, pintar y construir hasta el siglo X?.

También hay otros muchos historiadores que incorporan la idea de que hay un “hueco” en nuestra historia. Para Nikolai A. Morozov (1854-1946) el hueco es de 100 años, sin embargo, para Anatoly T. Fomenko, son mil años de hueco. Fomenko usó una bibliografía de 1492 fuentes para hacernos dudar de todo lo que hoy consideramos como “datos científicos” aplicados a la datación de fechas. Desde los eclipses hasta el Carbono 14, del que ya hablé otro día, pasando por los horóscopos antiguos, va detallando los puntos débiles de dichos métodos y porqué a veces no son fiables en absoluto. La conclusión de Fomenko es que “no hay ni una sola evidencia sólida e independiente capaz de datar con precisión ni un solo acontecimiento anterior al siglo XI”.

También está la aportación del profesor de la Universidad de Las Palmas de Gran Canaria Pablo Atoche Peña que no se explica cómo, teniendo una situación tan cercana al continente africano, así como de un puerto tan importante como Mogador (hoy Essaouira) y poseyendo serias evidencias de colonias fenicias hasta el siglo III, de repente no haya ningún resto arqueológico ni de ningún tipo hasta el siglo XIII, coincidiendo bastante fielmente con la teoría del “hueco” de Fomenko.

Siendo justo, debo admitir que estas hipótesis no son la tónica general de los historiadores ni de los arqueólogos en absoluto, pero también debo decir que cada vez más estudiosos de lo antiguo tienen serias reservas para creer la historia que siempre hemos tenido, que hemos estudiado desde que éramos pequeños, que cada vez más eruditos encuentran fallos, invenciones, contradicciones o cambios deliberados. La historia es un gigante con pies de barro, en muchas ocasiones decidida por aquellos que pretenden sacar provecho del pasado, cambiando nuestra concepción de lo que conocemos de nuestros antepasados.

Me pregunto qué se dirá de nosotros dentro de algún siglo, al servicio de qué o de quién servirá nuestra memoria. Lo cierto es que no sabemos quién fue Carlomagno, ni siquiera sabemos si existió. Este que hasta ahora era el mayor referente del poder europeo medieval, vemos cómo se esfuma como una cortina de humo en un día lluvioso.

3 comentarios:

Pozo dijo...

Hola a tod@s! Un amigo me ha enviado un comentario a esta entrada de hoy y me ha dicho que lo cuelgue si quiero en el tablón, asi que os lo pongo porque creo que es muy interesante.

"En primer lugra Felicitarte por tu blog Miguel Angel, que personalemente sigo con asiduidad, en especial me ha gustado mucho el articulo " sin noticias de Carlomagno" es cierto que hay un apagon cultural y artistico entre los siglos V y X, mas concretamente desde la caida y saqueo de Roma por los barbaros en el año 476 que significo un punto inflexion ya que toda Europa y el area Mediteraanea fue barrida por siglos de constantes guerras y luchas, por ejemplo durante esos siglos se da el auge ( y no por coincidencia ) de los uno Hunos, Vikingos y Sarracenos. Por ejempolo los vikingo saquearon Constantinopla ( un poco lejos de casa) de lo que nos quedan pocos pero no por ello poco importantes restos arqueologicos entre los que se destaca un grafiti medieval en runas nordicas que reza algo asi como " Olaf estuvo aqui". si que es cierto que no hay tantos hallazgos arqueologicos de ese periodo como de otros anteriores y posteriores pero ello es debido a muchas causas ente las cuales destacar las construcciones de la epoca que se adaptaban a las constantes guerras hasta llegas a hacerse muy practicas como por ejemplo la costumbre de construir fortalezas de madera recubiertas de una fina capa yeso de las cuales no nos queda mas que un monticulo de tierra, las invasiones arabes que borraban toda huella anterior a asu llegada por sistema ( cosa muy comun en la peninsula, por ejemplo el pacio ducal de Béjar esta contruido sobre la planta de un castillo visigodo y levantado con las piedras de este), tambien fue epoca azotada por la peste, terremotos etc.... pero lo mas importante del periodo denominado alta edad media es sin duda que fue un periodo Belico donde el arte y la arquitectura eran pasto de las llamas periodicamente y como es logico lo que nos queda de esa epoca son sus grandes batallas como la de Hastings, las guerras Guerras arabo-bizantinas las batallas de Roncesvalles, Poitiers etc... En esta europa dominada por los Arabes, vikingos y hunos ( que dominaban algnos territorios hasta la actual Austria) los escasos recuerdos que llegan hasta nuestros dias estan influenciados por esas culturas y es por ello que personajes como Carlomagno quedaran relegados a un segundo plano ( tampoco tenemos pruebas fisicas de la existencia de el Cid) tendencia que continuarias hasta Federico Barbarroja emperador del Sacro imperio Romano Germánico. para acabar mi exposicion simpelmente llegar a la conclusion de que si hay restos y pruebas arqueologicas de la epoca pero completamente eclipsadas por las civilizaciones anteriores y por la explosion cultural y artistica posterior. la alta edad media europea es un quebradero de cabeza para los Historiadores actuales.

Un saludo del Rojazo."

Gracias Rojazo!

Luisa dijo...

Pozo cada vez me asombro mas de lo bien que escribes, eres un solete y realmente si una persona se pusiera en nuestro lugar no hariamos lo que hacemos y no lo pensariamos mas de una vez todo.

Anónimo dijo...

Gracias por hacer publico mi comentario. un abrazo Miguel Angel

El rojazo

Entradas populares