miércoles, 4 de mayo de 2011

Indecente

Bueno, pues al final no pudo ser el milagro que pedía ayer, qué le vamos a hacer. Otro año será.

El caso es que ayer por la noche vi un evento del tuenti al que me había invitado una amiga. Según este evento, y me gustaría que, si alguien tiene conocimiento que alguno de estos datos es erróneo me lo aclare, ha dicho la Vicepresidenta del gobierno que es indecente que mientras la inflación es -1%, y tengamos casi de 5 millones de parados, haya gente que no esté de acuerdo en alargar la jubilación a los 70 años.

Es normal que haya muchos de vosotros que estéis de acuerdo en este tipo de medidas, yo la verdad, no tengo mucha idea de economía y no sé hasta qué punto esta será una medida favorable para nosotros. Lo que voy a exponer a continuación es lo que el creador de este evento, y en el caso de ser ciertos los datos lo comparto totalmente, considera indecente.

INDECENTE, es que el salario mínimo de un trabajador sea de 624 €/mes y el de un diputado de 3.996, pudiendo llegar, con dietas y otras prebendas, a 6.500 €/mes.

INDECENTE, es que un profesor, un maestro, un catedrático de universidad o un cirujano de la sanidad pública, ganen menos que el concejal de festejos de un ayuntamiento de tercera.

INDECENTE, es que los políticos se suban sus retribuciones en el porcentaje que les apetezca (siempre por unanimidad, por supuesto, y al inicio de la legislatura).

INDECENTE, es que un ciudadano tenga que cotizar 35 años para percibir una jubilación y a los diputados les baste sólo con siete, y que los miembros del gobierno, para cobrar la pensión máxima, sólo necesiten jurar el cargo.

INDECENTE, es que los diputados sean los únicos “trabajadores” de este país que están exentos de tributar un tercio de su sueldo del IRPF.

INDECENTE, es colocar en la administración a miles de asesores = (léase amigotes con sueldos que ya desearían los técnicos más cualificados.)

INDECENTE, es el ingente dinero destinado a sostener a los partidos, aprobados por los mismos políticos que viven de ellos.

INDECENTE, es que a un político no se le exija superar una mínima prueba de capacidad para ejercer su cargo. (ni cultural ni intelectual.)

INDECENTE, es el coste que representa para los ciudadanos sus comidas, coches oficiales, chóferes, viajes (siempre en gran clase) y tarjetas de crédito por doquier.

INDECENTE No es que no se congelen el sueldo sus señorias, ni que no se lo bajen.

INDECENTE, es que sus señorías tengan seis meses de vacaciones al año.

INDECENTE, es que ministros, secretarios de estado y altos cargos
de la política, cuando cesan, son los únicos ciudadanos de este país que pueden legalmente percibir dos salarios del ERARIO PÚBLICO.

Pues eso, no puedo añadir mucho más. Me parece una auténtica vergüenza. Así como que la moción que presentó la única diputada de UpyD, la ex socialista Rosa Díez para que esto deje de ser así, fue rechazada por unanimidad, con el único voto a favor del partido que la presentó. Está claro, si ellos tienen la capacidad de decidir sus condiciones de trabajo, ¿cómo no van a ser generosos?. Eso, sin tener en cuenta la cantidad de ellos que se presentan a las elecciones habiendo estado imputados en delitos de corrupción. Pues eso, hace un tiempo me preguntaba si realmente vivimos en una democracia, ahora más que nunca veo que esto es una quimera. Ya veremos cómo acaba todo.

Ante todo esto, yo pienso lo que decía el protagonista de “V de Vendetta” (gran película, por cierto) "El pueblo no debería temer a sus gobernantes, los gobernantes deberían temer al pueblo.”

2 comentarios:

Anónimo dijo...

Una vez más estoy completamente de acuerdo contigo, simplemente quería explicarte una cosa que ponías al principio y animabas a los lectores a opinar acerca de ello.

Ya sabes que estoy en mi tercer año de economía, pero desde mi modesto conocimiento quiero aclarar que existe un imposible por lo que las palabras de la vicepresidenta tienen un argumento oculto (en mi opinión creo que ha oído algo, pero no sabe bien qué es), que es: es imposible alcanzar el pleno empleo, desde un punto de vista más contemporáneo en el que la tasa de paro es bastante reducida, con una tasa de inflación reducida incluso negativa; ésta es una ley económica demostrada empíricamente durante décadas y lo que hacen los gobiernos es jugar con esta balanza según la proximidad de las elecciones, los principios de partido (que suelen ser personales), etc.

Espero haberte aclarado un detalle del texto. Sin más, un abrazo y continúa con esto. Gracias

Pozo dijo...

Muchas gracias por tu comentario. La verdad es que me siento un poco tonto, pero no entiendo lo que intentas expresar.

Y por otra parte, no sé que estás en tu tercer año de economía porque no sé quién eres. Pero se ve que te conozco por lo que dices. Así que, por favor, identifícate y quita esta desazón de mi alma.

Entradas populares